Menu

Actuando como líder

¿Te ha sucedido que te preguntan si eres emprendedor y no sabes qué responder?

El mayor problema que hay con quien hace esa pregunta o del por que la hace viene siendo porque la mayoría de las personas no conocen la definición del término, y aunque es muy compleja darla lo complicado es que la comprendan. En mi humilde opinión considero que el error ha sido pensar que emprendimiento es sinónimo de muchos dígitos en una cuenta bancaria, y a pesar de que esa es la premisa de la búsqueda de la prosperidad, a ciencia cierta no significa eso, el gran problema de un elevado numero de personas es que como viven la vida solo por vivirla, por seguir un patrón, por temor a que piensen los demás y peor aun sin hacer lo que les apasiona; entonces tienden a tildar a los emprendedores de locos, atrevidos en la vida, y hasta nos tildan de equivocados, pero lo que no saben es que no es lo mismo tener un vida con una misión impuesta que con una visión segura de que hacer para ser felices.

¿De casualidad han conocido personas que tienen todo el dinero del mundo, que han logrado todo lo que han querido en el ámbito académico, o han causado revuelo de triunfos en el ámbito profesional, e irónicamente los encontramos insatisfechos con la vida, inconformes y hasta un poco vacíos y esto por la forma en que se expresan cuando hablan?, y dejando claro que la definición de felicidad  de cada quien es respetable e innegociable, lo cierto es que en este caso me referiré a los que normalmente evalúan el comportamiento de los que nos arriesgamos a hacer lo que nos gusta y no lo que nuestro entorno considera que debemos hacer para se felices. Sucede que en esa constante búsqueda de felicidad a la cual todos tenemos derecho pero a la que no muchos acceden por temor a la descalificación de dicho entorno, siempre estamos inquietos, móviles, emprendiendo, fracasando, respondiéndonos, asumiendo retos, asumiendo riesgos, aprendiendo y tomando lecciones de cada paso, no porque no sepamos lo que queremos sino porque tenemos claro que el movimiento es mejor que quedarse inmóviles por temor a fracasar, porque como dice un ilustre profesor de la Universidad de los Andes en Mérida Venezuela: “no es lo mismo tener cuarenta años de experiencia, que cuarenta años haciendo lo mismo, la primera es convicción, la segunda es mediocridad y conformismo”, definitivamente eso me permite concluir lo que ya muchos emprendedores con mucho recorrido dicen, que muchas personas entregan su vida a un empleo, a un sueldo con el sueño de una pensión, temerosos de arriesgarse a luchar por algo más, y no estoy diciendo que temer un empleo es malo, a lo que nos referimos los emprendedores es que hay que hacer lo que nos apasiona en las horas libres, a buscar cualquier momento para realizar actividades que nos hagan felices, en buscar prepararnos en eso que disfrutamos, estudiar al respecto, buscar información, averiguar quienes son los que hacen algo parecido, leer, estudiar, ilustrarnos, pero sobre todo leer mucho y juntarnos con gente que en otras oportunidades se haya arriesgado.

El concepto de emprendimiento es claro, si queremos la libertad financiera y la prosperidad, solo debemos hacer lo que nos apasiona sin importar lo que opinen las personas que nunca se arriesgaron, porque normalmente los que critican a los emprendedores nunca fueron capaces de atreverse a buscar esa felicidad que solo se siente en la pasión de hacer lo que nos llena, no por salario, no por pensión, no por reunir dinero para pagar cuentas, solo por placebo, por pasión, por llama en las venas, con tanto fervor que somos capaces de hacer nuestra labor gratis, porque estamos convencidos que cuando se hacen las cosas de esa forma, por pasión el dinero llega solo, cuando hacemos algo por dinero si éste no llega nos frustramos y perdemos la óptica.

En esencia lo que te quiero decir en esta oportunidad es, que no temas a la calificación de quien no se atrevió nunca, haz lo que sabes hacer, utiliza tus horas libres para aprender y prepararte, júntate con gente emprendedora que concrete ideas, que le ponga fecha a sus metas, con gente que busca soluciones a los problemas y no al contrario, pero cuando comiences a hacer lo que te gusta actúa como lo que eres y pocos entienden: un triunfador, por triunfo no es ganar mucho dinero porque se puede acabar, triunfo es hacer lo que nos gusta, y en ese momento llegamos al disfrute, a la felicidad y como se hace con mucha pasión se hace bien y genera excelentes resultados así que por ende, el dinero llega fácil o al menos sin traumas, por eso es que los emprendedores son inquietos y los empleados temen ser despedidos , porque temen que su entrada de dinero deje de estar allí cada fin de mes, por eso es que escuchas a muchas personas decir: ten cuidado en perder el empleo, no sea que pierdas tu pensión, lo peor es que en la mayoría de los casos son personas capaces, talentosos y muy preparados en distintas áreas, pero no son emprendedores y el miedo a perder la única entrada de ingresos que tienen los limita a quedarse inmóviles y convertirse en hacedores de cosas extraordinarias.

Para finalizar, te invito a que busques eso que te apasiona, eso que la hacerlo no te cansa, eso que serías capaz de hacer sin cobrar, eso que cuando lo haces lo disfrutas tanto que lo transmites, eso que parece que fuera un trabajo o que los empleados lo ven como un trabajo y  tu como un hobby, que te sorprenda y alegre que te paguen por hacer, y luego que lo consigas porque si todos los buscáramos lo conseguiríamos, entonces ese día actúa como emprendedor y sigue preparándote y disfrutando, porque te confieso que luego que lo consigas y definas, no volverás a ser el mismo ser humano que no tiene una motivación de vida y ese día comienzan a cumplirse todos tus sueños.

avatar
Ingeniero Químico, coach organizacional, profesor universitario, emprendedor, conferencista, deportista.

2 comments

  1. avatar Miriam dice:

    Gracias! Hoy comenzaré a dibujar y a pintar. Después te cuento.

Deja un comentario