Menu

¿Por qué muchos no emprenden?

¿Te has Preguntado por qué muchas personas temen emprender?

La razón es sencilla. Cada vez que alguien emprende sabe que el éxito de su marca o producto depende si mismo, y que la organización de todo lo inherente a dicha marca o producto depende del emprendedor o del equipo, y eso aunque ustedes no lo crean le causa rechazo a la gente por una simple razón: es mejor que todo funcione bien pero que no dependa en su totalidad de mi.

Es por ello que cuando se trata de emprender muchos rechazan dichas invitaciones, porque la comodidad les impide ver todo lo apasionante del hecho, para cualquier empleado es muy cómodo llegar a la oficina y ver que todo está limpio, para el emprendedor (sobre todo en los primeros años) es parte de sus preocupaciones porque tiene que hacerlo él o el equipo de trabajo. De allí que se deduzca que para emprender es necesario dejarse de egos y complejos banales de cualquier índole, de ver la estructura organizacional en forma horizontal y no como estructura piramidal o jerárquica.

Por otro lado comienzan las suposiciones de que al emprendedor le sobrará tiempo, tremenda equivocación porque ahora existen más responsabilidades y muchas cosas depende del equipo aunado al hecho que no existen muchos empleados, por lo que es muy probable que al momento de comenzar a proyectar tu marca el tiempo no sea una de tus bondades; lo que si es cierto es que trae satisfacciones a mediano y largo plazo cuando comienzas a ver resultados y comienzan a valorar tu trabajo porque es allí cuando se valora toda la inversión de dinero, tiempo, sacrificios y por supuesto todo el apoyo que en el camino muchos te dieron.

Es casi una constante que muchas personas que no quieren abandonar su comodidad te ayuden en tu emprendimiento y lo hagan de muy buena fe, y te preguntes: ¿por qué me ayuda en vez de arriesgarse?. Es natural, ese miedo es el que paraliza a muchos, en diversas oportunidades ayudan a emprendedores esperando a ver si funciona para luego hacerlo ellos y estar seguros si eso funciona; por el contrario muchos ayudan y saben que nunca emprenderán. Sea cual sea el caso siempre habrá que motivarlos para que proyecten su marca o producto y para convencerlos con hechos, que al comienzo es difícil, pero que cuando se comienzan a materializar los resultados la satisfacción es inigualable.

Recuerda que mucho planear aleja las posibilidades de hacer algo que nos haga felices y que llegue a las personas.

¿ahora te animas a emprender?

avatar
Ingeniero Químico, coach organizacional, profesor universitario, emprendedor, conferencista, deportista.

No comments

Deja un comentario